En la carretera ojo Reglamento de circulación

Abróchate el cinturón de seguridad

cinturón de seguridad vehículo

Con lo fácil que es hacer clic y abrocharse el cinturón de seguridad antes de encender el coche y con lo difícil que lo hacemos. Seguro que te suenan alguna de estas ocasiones: ponerte el cinturón corriendo cuando ves el coche de la guardia civil acercándose, pasártelo por detrás para que el coche no emita ese pitido infernal que te avisa cuando no lo llevas o hacer como si estuviera abrochado pero lo sujetas con la mano (este último caso es muy habitual de las personas mayores). Si practicáramos la psicología inversa con nosotros mismos nos iría mucho mejor: “No te pongas el cinturón”, y todos se lo pondrían al instante… No falla.

Para quién todavía lo desconozca, el cinturón de seguridad es uno de los sistemas de seguridad pasiva más efectivos del mercado. Son muchas las veces que hemos escuchado “Se ha salvado porque llevaba puesto el cinturón de seguridad, si no lo hubiera llevado, no lo cuenta”. Se calcula que en caso de accidente, el uso del cinturón reduce hasta un 50% el riesgo de muerte de los pasajeros de los asientos delanteros. No vale pensar eso de “¿para que me lo voy a abrochar si total es ir a la esquina volver?” porque cabe recordar que 9 de cada 10 accidentes se producen en zonas urbanas, en esos desplazamiento cortos en los que creemos que no va a suceder nada.

El cinturón es obligatorio, tanto de los asientos delanteros como traseros, y se ha de llevar de forma incorrecta sino no cumple su función de sujeción:

  • El cinturón no debe ir holgado.
  • No hay que llevarlo por debajo del brazo.
  • Los niños deben viajar en su propia sillita y no compartiendo nuestro cinturón.
  • Nunca se debe inclinar mucho el asiento hacia detrás ya que ante un impacto el pasajero podría deslizarse por debajo del cinturón.

Vista la importancia de esta medida de seguridad, nada mejor que una imagen de la Organización Mundial de la Salud para abrirnos los ojos del todo:

Cifras del uso del cinturón

Recuerda que el cinturón de seguridad detiene el cuerpo en caso de accidente, evitando que salgamos disparados hacia adelante e impactemos contra el parabrisas. Si visto lo visto, no te entra en la cabeza y te niegas a llevarlo, has de saber que eso conlleva una multa de 200 euros y la retirada de 3 puntos del permiso de conducir.

El cinturón es tu seguro de vida y abrochártelo solo cuesta un segundo.

Sobre el autor

Azucena Aparisi

Azucena Aparisi

Responsable de comunicación en Kukut Estudio. Apasionada del blogging y de las historias al volante. En la vida como en la carretera sin prisa pero sin pausa.

1 Comentario

  • Aunque las campañas de la DGT y los medios informativos, nos informan e insisten en la importancia del cinturón para salvar las vidas humanas, nadie nos dice que elementos de seguridad existen en el mercado para las mascotas, ya que al igual que los humanos, las mascotas deben ir sujetos. Os envío este enlace de cinturón de seguridad para perros.
    https://www.youtube.com/watch?v=klzLhpP8-5k

Deja un comentario