Al día En la carretera ojo Reglamento de circulación

Alcohol, drogas y conducción

Consecuencias de conducir tras consumir drogas y alcohol

La semana pasada, tuvo lugar del 1 al 7 de junio la última campaña de vigilancia de tráfico en la que se incrementaron los controles preventivos de alcohol y drogas entre los conductores. Con esta acción se quiere reducir el número de conductores muertos en accidentes de tráfico, ya que el año pasado cuatro de cada diez fallecidos dieron positivo en sangre a drogas, alcohol o psicofármacos. Por eso desde principios de 2015 todos los conductores que se vean vistos en un accidente en carretera serán sometidos al test de drogas.

Está comprobado que, a través de estas campañas de aumento de controles, que se realizan en diferentes carreteras y a cualquier hora, el número de casos de positivo desciende.

Y como una imagen vale más que mil palabras aquí te mostramos una imagen de la DGT que refleja los resultados de un análisis realizado a 865 fallecidos, de los cuales 614 eran conductores y 173 peatones.

Consecuencias de las drogas en los accidentes

Como puedes ver el alcohol sigue siendo el rey de las drogas que desencadenan accidentes mortales y es que ir bebido al volante no es ninguna tontería. Cuando una persona bebe, conduce y llega a su destino sin ningún percance la sensación de no peligro aparece y la auto-confianza aumenta. Por eso, la próxima vez se vuelve a tentar a la suerte, conduciendo bajo los efectos del alcohol de nuevo. Si consume alcohol y conduces de forma habitual el accidente no va a tardar, es cuestión de tiempo que suceda. Es una bomba a la que le quedan pocos segundos para hacer BOOM. Por todos es conocido que beber o drogarse influye en la capacidad de conducción. Por ejemplo, las señales de tráfico, las distancias o las luces se ven peor, el conductor es más sensible a ser deslumbrado y los ojo se fatigan más fácilmente. Además, este tipo de droga también da pie a que se asuman mayores riesgos y más acciones irresponsables, sean menos prudente y cometan más infracciones.

Por eso desde la Dirección General de Tráfico nos recuerdan que:
  • Conducir después de consumir alcohol/drogas multiplica el riesgo de provocar o sufrir un accidente.
  • El consumo de drogas influye en una mayor mortalidad.
  • El cannabis y la cocaína provocan menor concentración, reacciones lentas, falsa sensación de seguridad,  percepción distorsionada y en el caso de la cocaína agresividad.
  • Tratar de impedir que otra persona que haya bebido o consumido drogas conduzca.
  • El peatón necesita también estar en pleno uso de sus facultades físicas y mentales para no correr riesgos, ya que es el usuario más débil de la vía.

Espero que este post nos haga un poco más conscientes de los peligros que tiene conducir tras beber o consumir drogas. Recuerda que no tenemos super poderes y que cualquier día también podemos sufrir un accidente si no extremamos las precauciones. En la carretera no vamos solos, aparca tu móvil y no consumas nada que pueda afectar a tu conducción.

Alcohol,drogas y conducción son una muy mal combinación.  ¿Se te ocurren otras formas de concienciación? Somos todo oídos.

Sobre el autor

Azucena Aparisi

Azucena Aparisi

Responsable de comunicación en Kukut Estudio. Apasionada del blogging y de las historias al volante. En la vida como en la carretera sin prisa pero sin pausa.

1 Comentario

Deja un comentario