Al día Autoescuela Consejos

Cómo afrontar el examen teórico

Consejos para superar el examen teórico

Ha llegado la hora del examen teórico y no hay vuelta atrás. Además, no ganamos nada alargando el momento. Si no es hoy será mañana y sino pasado mañana, no hay vuelta de hoja. A veces no entiendo porque tenemos esa costumbre de atrasar aquello que nos da miedo o que simplemente no nos gusta. Si total lo vamos a tener que hacer sí o sí. Que conste que yo también me incluyo en ese saco…

Nos ponemos en situación. Después de prepararte a fondo para sacarte el teórico, de haber dedicado un tiempo a estudiar en casa y de asistir a las clases de teoría para comentar con el profesor aquellas preguntas que se te atragantan, notas que los nervios te están haciendo la vida imposible. Tu humor es similar a una veleta, estás riendo que a la mínima que te dicen algo saltas. ¡Don’t worry my friend! Como siempre, pensamos en ti y por eso te damos unas claves para que los nervios no te jueguen una mala pasada el día del examen teórico:

– Dormir. Para estar al 100%, tu cabecita también necesita dormir. Así que, aunque sabemos que lo sueles hacer, no te quedes estudiando toda la noche porque si no duermes lo que toca, unas 8 horas aproximadamente, tu memoria lo notará. Además, ese intento nocturno de meter la mayor cantidad de respuestas en tu cerebro, de un tirón, no te va a servir de nada. Si ves que te cuesta conciliar el sueño, tienes una gran variedad de infusiones elaboradas con plantas medicinales como la valeriana, la tila o la manzanilla que calmarán esa ansiedad.

– Ejercicio. No hay nada mejor que practicar algún tipo de ejercicio para liberar tensiones. Lo recomendable es dedicarle un par de tardes a la semana. Los mejores deportes son salir a correr o hacer natación. Pero, aunque no seas un deportista nato, la tarde antes de presentarte al teórico, ponte las deportivas y sal a pisar asfalto un poco. Quién dice correr, dice caminar deprisa. Lo importante es aliviar el nerviosismo y que te pegue un poco el aire.

– Evitar la cafeína. Bebidas como el café o el té no van a ser tu aliado, sobre todo porque aunque te espabilan al momento, cuando sus efectos desaparecen provocan un efecto “yoyo” o rebote. Es decir, ta vas a sentir más cansado que al principio y te va a resultar más difícil concentrarte.

– Música. La música no solo amansa a las fieras, también calma los nervios. Tú, mejor que nadie sabes que música te relaja. Confeccionar una lista de canciones para relajarte te puede ayudar. Así cuando detectes que el interruptor de los nervios se ha encendido, escucha esa lista de música. En portales como Youtube o Spotify puedes encontrar innumerables canciones para conseguir tu objetivo.

– Pensar en positivo. Querer es poder y, el poder de la mente es enorme. Si tu pensamiento es positivo atraerá cosas positivas. Pensar en que el test te va a salir mal de buenas a primeras puede destruir tu confianza. En este caso, te recomendamos cambiar el chip: “He estudiado y he asistido a las clases teóricas, me se las respuestas y voy a aprobar”.

– Respirar. Aunque todos respiramos de forma innata, hazlo de forma profunda y verás como cambia el cuento. Coge aire durante unos segundos, mantén ese aire en tus pulmones durante 3 segundos y expúlsalo lentamente. Puedes repetir este ejercicio tantas veces como necesites hasta que notes que tu cuerpo y mente están relajados. Cuando tengas el examen delante, haz lo mismo, respira profundamente regálate un minuto del tiempo de la prueba y lee bien las preguntas. Es una buena forma para que tu ansiedad desaparezca y la información que tienes almacenada vea la luz.

Si conoces alguna otra forma de combatir los nervios previos al teórico puedes dejarnos tus comentarios. Estamos encantados de leerte 

Sobre el autor

Azucena Aparisi

Azucena Aparisi

Responsable de comunicación en Kukut Estudio. Apasionada del blogging y de las historias al volante. En la vida como en la carretera sin prisa pero sin pausa.

2 Comentarios

  • Los nervios ante un examen teórico, desde mi puento de vista son inevitables, pero sí se pueden reducir en gran medida, con una buena preparación. Si has asistido a las clases con regularidad, y te has dejado preparar y aconsejar por la autoescuela para poner fecha de examen, ésta, sólo será un mero trámite.
    Una vez que lo has pasado, te parece fácil, pero es porque has ido bien preparado, has hecho muchísimos test y tienes un buen nivel que luego te ayudará en la práctica.
    Un saludo

Deja un comentario