Autoescuela En la carretera ojo

¿Sabemos circular dentro de la rotonda?

Como circular bien en rotondas

La semana pasada salía a la luz un estudio de Formaster en el que se daba a conocer que el 80% de los conductores todavía cometen errores al circular por las rotondas. Errores que se traducen en accidentes e incluso muertes. El 10% de los accidentes mortales en intersecciones suceden en rotondas. A día de hoy la gran mayoría sigue sin tener muy claro el carril por el que debe circular, lo que provoca que el tráfico no sea fluido y que el objetivo de las rotondas no se cumpla.

Y aunque más o menos tenemos interiorizado que el vehículo que está dentro de la rotonda tiene preferencia y lo respetamos, lo que todavía no acabamos de realizar bien es la salida de la glorieta. Y es que esta maniobra la solemos hacer desde el carril interior generando accidentes o golpes leves.

Otra causa de siniestralidad en este tipo de intersecciones es el mal uso del intermitente. En muchos casos no se utiliza para indicar que se va a abandonar la rotonda y en otros casos se avisa con este indicador justo cuando se va a salir de la glorieta y no un poco antes, como se debería hacer.

Siguiendo estos 10 puntos, circular correctamente dentro de una rotonda no te va a costar nada:

  1. Siempre cedemos el paso a los vehículos que circulan por dentro. Por ello al llegar a una intersección de este tipo hay que reducir la velocidad.
  2. Dentro de la rotonda tiene preferencia el que ya estaba dentro del carril respecto al que quiere acceder a él.
  3. Para salir debemos situarnos previamente en el carril exterior.
  4. Nunca saldremos directamente desde el carril izquierdo ya que podríamos provocar un accidente.
  5. Si no podemos situarnos en el carril exterior daremos otra vuelta para colocarnos bien.
  6. Cuando vayamos a salir lo señalizaremos bien con el intermitente. 
  7. El intermitente lo encenderemos con suficiente antelación, pero una vez pasada la anterior salida para no crear confusión.
  8. Si vamos por el carril derecho y vemos que va a entrar un vehículo debemos facilitar la incorporación.
  9. Hay que tener en cuenta que los vehículos pesados necesitan más espacio para entrar o salir de la glorieta.
  10. Si no estamos seguros de la salida que queremos tomar le damos toda la vuelta a la rotonda hasta saber que salida deberíamos tomar.

Vistos los puntos anteriores solo nos queda remarcar dos normas que tendremos que tener siempre en cuenta:

  • Conducir por el carril adecuado.
  • Respetar la preferencia de paso.

La rotonda, a día de hoy, sigue siendo uno de los mayores quebraderos de cabeza para los conductores. Seguro que alguna vez te ha pasado que el conductor que que va por el carril de la izquierda se te ha cruzado para salir de la rotonda, casi habéis chocado y encima te ha echado la bronca porque según él tenía prioridad… Ahora esperamos que tengas claro que el que circulaba bien eras tú. No te vayas a casa con la sensación de que casi has provocado un accidente.

Y llegados a este punto nos surgen varias cuestiones: ¿Se debería hacer más hincapié en como circular por glorietas desde las autoescuelas? ¿Sería bueno que cada cierto tiempo el conductor volviera a la autoescuela para recordar las normas de circulación? o ¿Se podría mejorar la circulación al señalizar en el asfalto las direcciones que debes tomar dentro de la rotonda?. Seguro que a ti, que nos estas leyendo en este momento, también se te plantean algunas otras más… ¡Adelante con ellas! :)

Sobre el autor

Azucena Aparisi

Azucena Aparisi

Responsable de comunicación en Kukut Estudio. Apasionada del blogging y de las historias al volante. En la vida como en la carretera sin prisa pero sin pausa.

4 Comentarios

Deja un comentario